Las Mallorquinas, tradición y sabor

Asombroso petit four el conseguido por Carlos Álvarez, que tambien podría definirse como una galleta de altísima gama, en la que se uno siente la almendra marcona, de primerísima calidad, picada y entrelazada con una crujiente y riquísima masa de nata, azúcar y harina, a la que aporta mayor suculencia y complejidad un fino baño de chocolate.

Con tres exquisitas versiones de la misma, con leche, sumando un 36% de cacao, mas fácil y dulce, o amargo, con un 70% de cacao, que ofrece un mayor contraste gustativo y equilibrio, distinguiéndose este último por el descriptivo NOIR de la caja…

Y por ultimo, la versión bañada en un exquisito chocolate blanco. Tanto por su escandaloso y sutil crocante como por su refinado sabor, suponen una artesanía mágicamente comercializada.